English English
Detección de vapores inflamables con NevadaNano

Deben existir ciertas condiciones para que ocurra un incendio o explosión que involucre gases inflamables.

El gas y el oxígeno deben existir en proporciones específicas para crear una proporción óptima. Con una fuente de ignición, como una chispa o una llama, el gas se encenderá o arderá. Sin embargo, la proporción de combustible y oxígeno variará dependiendo del gas o vapor en el área. La concentración mínima de un gas o vapor específico que apoyará la combustión se define como el Límite Explosivo Inferior (LEL) para ese gas. Por debajo de este nivel, la mezcla se considera demasiado magra para quemarse. Esto significa que hay demasiado aire y no hay suficiente gas presente. La concentración máxima de un gas o vapor que arderá se define como el límite explosivo superior (LSE). Todo lo que esté por encima de este nivel se considera demasiado rico para quemarlo. Hay demasiado gas presente y no hay suficiente aire. Pero entre el rango del LEL y el UEL, los gases combustibles e inflamables arderán o explotarán.

Valores límite explosivo inferior y límite explosivo superior

El rango de inflamabilidad se considera los valores entre el LEL y el UEL. En estas proporciones, los gases y vapores combustibles e inflamables arderán o explotarán si hay una fuente de ignición presente. 
En el lugar de trabajo puede haber gases inflamables como butano, etano, hexano, hidrógeno, metano y propano. Para gases adicionales, es posible que desee consultar a un lista más completa.

Sensores LEL de NevadaNano y el límite inferior de explosividad

NevadaNano's Espectrómetro de propiedades moleculares (MPS) es la próxima generación de detección de gas. Estos sensores LEL mejoran la seguridad de los trabajadores al proporcionar una detección precisa de fugas en muchas industrias. Estas industrias incluyen la perforación, el transporte y la producción de petróleo, gas y productos químicos. Los usuarios pueden confiar en que estos sensores proporcionarán una lectura LEL precisa.

Estos sensores inteligentes LEL tienen una compensación ambiental incorporada. Pueden detectar e informar sobre más de una docena de gases y mezclas de gases. La lectura puede proporcionar con precisión esta información y concentración al usuario en un formato fácil de entender. Los valores de LEL para una mezcla de gases alcanzan la misma precisión que la detección de un solo gas. Los algoritmos inteligentes adicionales permiten determinar la clase de gas presente.

Como los primeros sensores LEL de gas inflamable inteligentes del mundo, proporcionan lecturas precisas. Esto es cierto incluso cuando se expone a cambios rápidos de temperatura y humedad. Otros sensores pueden apagarse temporalmente cuando se enfrentan a cambios ambientales comunes. Estas nuevas capacidades eliminan los falsos positivos, las alarmas molestas y los falsos negativos, lo que mejora la facilidad de uso y la seguridad del usuario. Equipado con monitoreo ambiental incorporado, los algoritmos avanzados del MPS permiten resultados precisos. Estos resultados se consiguen incluso a temperaturas que oscilan entre los -40˚C y los 75˚C.

El sensor MPS LEL utiliza un transductor de sistema microelectromecánico (MEMS). Este transductor consta de una membrana inerte a escala micrométrica con un calentador y un termómetro integrados. El transductor MEMS mide los cambios en las propiedades térmicas del aire circundante y los gases en su proximidad. La lectura de salida contiene múltiples medidas, similares a un espectro térmico. Y datos ambientales que se pueden utilizar para identificar el tipo y la concentración de los gases inflamables presentes.

El MPS Sensor de gas inflamable es intrínsecamente seguro, robusto y altamente resistente a los venenos. Se calibra para todos los gases realizando una única calibración con metano. El sensor MPS es la mejor opción para lecturas precisas de límites explosivos inferiores de concentraciones de gas y vapor.